Vera Howlin

Blog

Portada post Vera Howlin

Más sobre la postura

El eje del cuerpo es la columna vertebral. Va desde la cabeza hasta la pelvis, por la parte media/posterior del cuerpo. Está formada por 33 o 34 vértebras articuladas entre sí. Sus principales funciones son: equilibrio estático y dinámico, distribución del peso corporal, protección de la médula espinal, sostén de la cabeza, tórax y extremidades. Tiene tres curvaturas naturales que colaboran en dichas funciones: curvatura cervical, dorsal y lumbar La mayoría de los problemas posturales aparecen cuando estas curvas se borran o exageran por distintos motivos. Por sus características, las vértebras le dan a la columna flexibilidad (gracias a sus múltiples articulaciones permiten el movimiento en todas direcciones), estabilidad y amortiguación de los impactos que produce el movimiento.

La columna, además, sirve de sostén a numerosos músculos que intervienen de forma más o menos directa en la respiración, tanto músculos del cuello, de la caja torácica, de la región lumbar como de la pelvis. En la columna dorsal se articulan las costillas que deben expandirse en el momento de inspirar. O sea, que para un cantante es muy importante que su columna esté flexible. Para eso son buenos los ejercicios de flexión y extensión del tronco (vértebra por vértebra), las torsiones (o sea, girar el tronco hacia un lado y otro), los arcos y medio-arcos. Estos ejercicios hay que saber hacerlos porque si se hacen mal pueden lastimar más que favorecer. El yoga usa mucho estos patrones de flexibilidad para armar las posturas.

El piso está buenísimo para hacer ejercicio. Nos da una referencia muy clara de cómo están las curvaturas de nuestra columna, si hay demasiada curva en la cintura o en el cuello o por lo contrario, si están rectificadas (es decir que la curva no existe más!). Acostado boca arriba puedo bascular mi pelvis acercando el pubis al ombligo y alejándolo, así puedo notar cómo la curvatura lumbar se agranda o se achica. Lo mismo si deslizo la cabeza acercando y alejando el mentón del pecho puedo observar lo que le pasa a la curvatura cervical. Obviamente no prueben ejercicios si tienen alguna patología o dolor intenso. Para ablandar la zona dorsal están buenos los ejercicios del gato contento-gato enojado: ponerse en posición de banco, la espalda bien derecha, los abdominales no deben quedar colgando ni hundirse la zona lumbar. Ruedo la cabeza para mirarme el ombligo y luego la ruedo hacia arriba para mirar el techo y dejo que mi columna se flexione cuando la cabeza baja y se extienda cuando mi cabeza sube.

El Método Feldenkrais tiene muchos ejercicios interesantes para flexibilizar la columna. En el libro Autoconciencia por el Movimiento hay varios que se pueden probar, están guiados paso a paso y haciendo mucho hincapié en la auto observación como para no hacerlos mal.


Algunos ejemplos de malas posturas que afectan al canto.

– Todas las modificaciones que hagamos en la posición erguida de la cabeza (cabeza fuera de eje, mentón hacia arriba o hacia abajo) afectan a la movilidad de la laringe y del tracto vocal para adaptarse a las exigencias del canto.
– La mandíbula hacia fuera o hacia adentro disminuye la flexibilidad de la faringe.
– Los hombros caídos hacia delante y el esternón hundido estrechan el tórax y limitan los movimientos respiratorios en esta zona.
– Los hombros tirados hacia atrás, sacando pecho hacia delante y arriba, estrechan la espalda, también limitan la respiración a esta altura.
– Los hombros levantados acortan músculos que van del cuello al tórax y que colaboran en la respiración y fonación.
– La proyección del pecho sobre el abdomen, la curvatura lumbar exagerada, retroversión o ante versión de la pelvis entorpecen el trabajo del diafragma en la respiración.


En un orden más general, las asimetrías del cuerpo, la escoliosis, la mala distribución del peso sobre los pies, desequilibran la estructura músculo-esquelética, algunos músculos deben compensar la función de otros.

Para corregir nuestra postura primero debemos observar cuáles son los patrones que solemos usar. Por eso es importante hacer actividad física, los ejercicios nos dan mucha información sobre la manera en que usamos el cuerpo, la manera de pararnos y de movernos, la actitud postural. Sobre todo si tenemos un buen docente que conozca del cuerpo humano. También es importantísima la auto-observación. Además si podemos modificar malos hábitos en la vida cotidiana dejamos de entrenar patrones que no nos sirven. Es difícil en una hora de clase tratar de modificar esquemas que se utilizan todo el día, todos los días del año!

Conclusión: una posición correcta del cuerpo nos ayudará a mejorar el sonido y a evitar esfuerzos innecesarios con la voz. Además nos da tanta libertad! Como me dijo una alumna respecto de algún viejo hábito: “Esto no me duele, pero me limita”.

Dejame tu mail